Somos los únicos indeformables.
 
Contáctenos en Envigado +57 (4) 4444284 - 3148875863
 
 
 
 
 

TIPS PARA UN BUEN DORMIR

TIPS PARA UN BUEN DORMIR

Aunque lo recomendable es cumplir con las 8 horas diarias de sueño, también es muy importante que el descanso sea de calidad. Aquí les compartimos algunos consejos para lograrlo.




Cuántas veces nos quejamos porque nos sentimos cansados y le echamos la culpa al trabajo, a los compromisos sociales y a nuestra agenda tan apretada. Pero la realidad es que si deseamos estar más descansados, debemos comenzar por el principio: el sueño.

Para aquellos que nos encontramos en edad productiva, lo recomendable es dormir 8 horas diarias, aunque una gran mayoría sólo llega a 6 y así se genera el déficit de sueño, que es imposible de recuperar por más que el fin de semana durmamos hasta el mediodía.

Otro punto a tener en cuenta es la calidad de esas horas de sueño. Existen buenos y malos hábitos que nos ayudarán, o no, a lograr un buen dormir. A continuación les compartimos algunas cositas que deberíamos tener en cuenta para aprovechar al máximo las horas de sueño, ¡y así despertar súper renovados!

- Evitar la cafeína, la nicotina y las películas o series que nos generen adrenalina y afecten nuestros nervios. El café, las bebidas cola, el té y el chocolate contienen cafeína, un estimulante cuyos efectos pueden tardar hasta 8 horas para desaparecer. Así que hay que evitarlos después de las 19 hs. La nicotina también es un estimulante. Los fumadores suelen tener un sueño más ligero y además se despiertan antes por la abstinencia. En cuanto a las películas y a las series, tratemos de no consumir imágenes perturbadoras antes de ir a la cama para evitar pesadillas y dormir más relajados.

- Realizar ejercicio físico, ¡pero por la mañana! Es sabido que la actividad física hace que liberemos endorfinas y nuestra adrenalina aumenta. Una caminata de 30 minutos a la mañana y a la luz natural ayuda a regular el ritmo natural del cuerpo, ¡y nos llena de energía para comenzar el día con todo! Sin embargo, si realizamos ejercicio a la tarde o a la noche, a causa de ese mismo efecto, es mucho más difícil conciliar el sueño porque estamos llenos de energía.
- Comer liviano por la noche. Si bien es necesario ingerir alimentos que nos sacien –porque es imposible dormir si tenemos hambre-, la comida a la noche debe ser liviana para que el proceso de digestión no irrumpa o retrase el sueño.

- Que la habitación esté preparada para descansar plácidamente. Hay que retirar todos los aparatos electrónicos que puedan hacer ruido o emitan alguna luz y contar con un cortinado que mantenga el dormitorio a oscuras, ya que la oscuridad ayuda a la secreción de la melatonina, la hormona que nos ayuda a dormir. Una cama y almohada cómodas son también fundamentales.

- Relajarse antes de ir a la cama. Leer un libro o escuchar música son dos actividades relajantes, que pueden ser parte de la rutina previa a conciliar el sueño.

- Evitar tomar una siesta pasadas las 4 de la tarde. Lo más recomendable es que sean de 30 minutos y no luego de las 4 PM, ya que será más difícil conciliar el sueño.

- No ingerir bebidas alcohólicas antes de ir a dormir. Una copa de vino puede ayudar a relajarse, pero el exceso hace que el sueño sea más ligero. Además, puede alterar la respiración durante la noche.

- Fijar un horario para dormir. Lo más conveniente es mantener una rutina de sueño. Es decir, tratar de irnos a dormir siempre a la misma hora y no alterar ese patrón. Lo mismo al despertar. Durante el fin de semana hay que intentar mantener esa rutina, ¡verán que el lunes despiertan más descansados!